Mapa Boqueron.jpg

En 2014, Plan Bonito fue la primera comunidad en participar del proceso de reasentamiento. El plan de acción para esta población fue diseñado para un proceso de reasentamiento de forma individual, determinando la compensación por medio de casas de recambio e indemnización en efectivo para cada familia residente en Plan Bonito. 98 familias residentes fueron reasentadas y ahora disfrutan de mejores condiciones de vida, acceso a servicios públicos y centros de salud públicos.

 

 

REASENTAMIENTO

CI PRODECO S.A. en cumplimiento de las Resoluciones 0970 y 1525 de 2010 proferidas por el entonces Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial hoy Ministerio de ambiente y Desarrollo Sostenible; está desarrollando junto con las empresas mineras Drummond LTD, CNR I y CNR III, los procesos de reasentamiento de las poblaciones de Plan  Bonito y El Hatillo en jurisdicción del municipio de El Paso, y la población de Boquerón en jurisdicción del municipio de La Jagua de Ibirico, en El Cesar, de conformidad con las normas de desempeño, las políticas operativas y las mejores prácticas internacionales, que han planteado el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional y el BID sobre reasentamientos involuntarios; las cuales propenden por el mantenimiento o mejoramiento de las condiciones de vida de las poblaciones que serán objeto de los mismos. Estos son procesos de concertación que se construyen,  de mutuo acuerdo con las comunidades y participación activa de estas, y los acuerdos que se logran en dichos procesos, se estructuran y consignan en un documento que se llama el Plan de Acción de Reasentamiento (PAR), que define el procedimiento y la forma para ejecutar el reasentamiento.

 

 

PRINCIPIOS QUE RIGEN EL PROCESO 

 

 
 
 
 
 

 

Es un proceso concertado con las comunidades, liderado por el Operador contratado por las empresas mineras, quien a su vez desarrolla una metodología que responde a la dinámica propia de cada comunidad.  La población participa en la planificación y ejecución del proyecto, a través de los Comités de Concertación. 

 

 

Paralelamente a la estructuración del PAR como objetivo central del proceso de reasentamiento, el gobierno ordenó a las empresas mineras la implementación de un “Plan de Transición”, encaminado a mejorar las condiciones de vida de los habitantes de las comunidades citadas, mientras se implementa y se ejecuta el PAR. 

 

 

Una vez finalice en su totalidad la fase de reubicación física de las familias en el nuevo lugar de asentamiento,  se inicia  la implementación de un Plan de Restablecimiento de medios de vida (PRMV); en cual tiene componentes en salud, educación, emprendimiento y/o generación de ingresos, para garantizar la sostenibilidad futura de las familias objeto de reasentamiento.