NUESTRO COMPROMISO AMBIENTAL

 

 

GESTIÓN DE LA CALIDAD DEL AIRE

Controlamos nuestras emisiones atmosféricas con la implementación de un programa de gestión de la calidad de aire siguiendo los estándares corporativos de nuestra casa matriz.  Contamos  con un sistema integrado de monitoreo de calidad del aire, el cual tiene como fin estructurar, implementar y dar seguimiento a los procedimientos operativos de las diferentes actividades mineras, de tal manera que podamos monitorear y controlar en tiempo real las emisiones generadas por las actividades de explotación, transporte y almacenamiento de carbón.

 

 

GESTIÓN DEL RECURSO AGUA

Todas nuestras operaciones han implementado planes de manejo de agua para prevenir la contaminación de las aguas de escorrentía y para recoger y reutilizar agua para reducir las emisiones de polvo. Contamos con piscinas de sedimentación, canales de recolección y estructuras de drenaje de vertimientos, tomando en cuenta las mejores prácticas ambientales y diseño paisajístico.

El Monitoreo de seguimiento de la Calidad de Agua subterránea se hace de forma periódica para garantizar un uso sostenible de este recurso.

 

 

COMPENSACIÓN AMBIENTAL

Como parte de nuestras acciones ambientales, implementamos estrategias dentro y fuera de nuestras concesiones, para la activación de procesos de recuperación y rehabilitación natural. Al interior de nuestras operaciones en áreas que han sido intervenidas, se llevan a cabo procesos para activar la recuperación natural, parte de estos son las adecuaciones físicas del terreno para dar paso a la disposición de suelo en el cual se realizan posteriormente siembras de especies vegetales típicas de la región fortaleciendo así el proceso de rehabilitación de dichas áreas.

Asimismo, se ha diseñado y estructurado una estrategia de compensación ambiental para ser aplicado fuera de las áreas de concesión, el cual parte de la identificación de los atributos de ecosistemas presentes para potenciar sus servicios ambientales retornando al sistema natural condiciones y beneficios, tanto ambientales como para las comunidades presentes en las áreas de influencia, garantizando a futuro la restauración ecológica.

 

 

REHABILITACIÓN DE TIERRAS

Mediante los procesos de rehabilitación de áreas intervenidas, buscamos integrar estas áreas al paisaje natural mediante la conformación de geoformas con coberturas vegetales para garantizar la continuidad de los servicios ambientales de soporte como son la biodiversidad, el ciclo de nutrientes, enriquecimiento de suelo y su manejo. De igual manera, al interior de las operaciones, se diseña una propuesta de plan de cierre que permita identificar un protocolo que involucre la rehabilitación del paisaje sustentable a lo largo del tiempo, involucrando no solo variables paisajísticas, sino variables ecosistémicas que garanticen la conectividad de estas áreas con zonas de interés ambiental para la región.

 

 

Cifras proyectos ambientales.jpg

 

 

PLAN DE COMPENSACIÓN FORESTAL

El Plan de Compensación Forestal en la cuenca del río Tucuy es un ambicioso proyecto que inició en 2010 y es desarrollado en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Corporación Autónoma Regional del Cesar - Corpocesar, la Fundación Pro Sierra Nevada de Santa Marta, otras empresas mineras presentes en  la región y los habitantes del corregimiento de La Victoria de San Isidro, en el municipio de La Jagua de Ibirico, departamento del Cesar.

El plan surge como parte del compromiso ambiental para compensar zonas intervenidas por la minería, el cual busca recuperar más de 4.000 hectáreas de bosque en la Serranía del Perijá y destinarlas a la conservación para crear corredores naturales en la cuenca alta del río Tucuy con el fin de proteger y regular esta fuente hídrica que abastece de agua a gran parte de la población rural y urbana de la región.

En el proyecto participan 74 familias poseedoras de predios, quienes se comprometieron a liberar parte de sus tierras para la recuperación y preservación de las condiciones naturales de la cuenca durante un periodo de 15 años.  Los campesinos reciben un incentivo económico para impulsar la realización de un plan agroecológico en sus parcelas; al igual que capacitación y apoyo técnico para la puesta en marcha de los proyectos productivos.